La fotógrafa Colombiana MARGARITA VALDIVIESO nos cuenta un poco de su proyecto “BERLINALE”:

Texto por Eva Gjaltema-Theden

Todos los años, el festival internacional de cine de Berlin “Berlinale” atrae miles de personas en busca de diversion e inspiración; presentando los mas diversos proyectos de cine recién salidos del horno y de todas partes del mundo.

Desde hace diez anos la fundación de fotografía de C/O Berlin viene desarrollando un proyecto en cooperación con el festival de cine “Berlinale”, donde 11 jóvenes fotógra-fos tienen la oportunidad de acercarse al mundo del cine; esto significa: ser fotógrafos oficiales del festival y hacer una entrega diaria de fotografías para medios de co-municación a la vez que desarrollar un proyecto personal para ser expuesto en una exhibición colectiva en la galería de C/O Berlin.

Estas dos tareas están llenas de contrastes. Por un lado, en la alfombra roja te enfrentas al ring de boxeo de los foto paparazzi, un espacio donde no tienes acceso norm-almente. Los fotógrafos acreditados son como estrellas en su propio escenario tratando de conseguir tantas fotografías de las estrellas de cine como sea posible, antes de que alguien mas las tome. Por el otro lado, crear tu vision personal sobre el festival, que es orquestada de inicio a fin, es tratar de revelar lo que esta escondido debajo de la superficie, lo que no se ve a simple vista.

Margarita nos acerca a un mundo donde vemos la “alfombra roja” pero que no pode-mos comprender plenamente. El ondulante vestido color oro de una mujer caminando en la pasarela y su suave abrigo de piel negro que envuelve su cuerpo; contrasta con el hombre de traje negro y zapatos deportivos cuyos rostros nunca conocemos. Los dos están abandonando la escena y dejándonos solos en medio del espectáculo. ¿Será que nos acabamos de perder algo importante o sera que todo esto no es tan importante al final?

Las escenas que Margarita fotografió son silenciosas. Vemos los actores desde la dis-tancia, proyectados en la gran pantalla, o vemos, una sala de sillas vacías que alguna vez estuvo completamente habitada. Texturas, colores, y sombras siguen patrones específicos. Quiero tocar al hombre de abrigo suave o la vieja cortina de terciopelo azul por la cual pasaron miles de cosas y personas que nunca vimos.

Parece haber un ritmo en sus fotos, como música, podemos seguir sus lineas, sus colo-res, sus formas y sus sombras pero siempre, ninguna persona será descubierta. Aunque halla visitado todos los lugares llenos de celebridades y directores de cine, Margarita decidió no revelárnoslos, pero si, dejar nuestra imaginación trabajar con nosotros.

margaritavaldivieso.jimdo.com