La fotógrafa Colombiana DANIELLA BENEDETTI nos cuenta un poco de su proyecto “OBSESSION IN PROGRESS”:

Un proyecto sobre una obsesión. Una obsesión conmigo misma, con mi cuerpo, mis personalidades, mis deseos y temores. Un búsqueda intensa que me llevó a escarbar todo lo que llevo dentro y me condujo hasta mi propia madre, la misma que me trajo a la vida y con quien innegablemente comparto gran parte de mi identidad física y psicológica.

Mi primer autorretrato lo realicé el día que cumplí 23 años y desde entonces no he parado de fotografiarme intensamente. Comencé a documentar mi vida en momentos en los que me sentía incierta e inestable y con el tiempo fui poniendo a prueba mis limites y las fronteras entre lo real y lo irreal. Mi vida era frenética, siempre viajando y enredada entre amores imposibles. Eran también momentos de mucha soledad en donde andaba con la cabeza revuelta y el corazón medio roto. La fotografía se convirtió en una especie de confidente a quien le contaba mis más íntimos secretos y con quien me permitía jugar a ser quien quisiera ser, verdad o mentira, sin ser juzgada.

¿El resultado? Una catarsis de sentimientos e historias que no hubiera podido expresar de ninguna otra forma. Alrededor de 300 imágenes representan una lucha por definir mi identidad y su significado trasciende el vinculo natural entre madre e hija. Es una incesable búsqueda de respuestas y auto-descubrimiento sobre lo que soy, lo que fui y lo que podría ser.

¿Quién eres? ¿Quién soy? Soy las caderas de mi madre, las historias que tiene enredada en la cabeza mi padre. Las sábanas de varios amantes sin rostro que dieron vida a mis fantasías, que hicieron mis lágrimas florecer.

Deseo. Sexo. Discurrir Reencuentro

La hija, la extra, la otra. La voz del hijo jamás nacido, la hermana a distancia, la amante cercana, un flash que rebota en un espejo y que devuelve imágenes posibles, fantasías y ficciones de quien puedo ser, de quien soy, de quien nunca seré.

Este trabajo que reúne mis voces, esos yos a los que juego ser, de los que me disfrazo, en los que me pierdo, a los que temo y deseo. Es un juego que busca responder a través de imágenes a esa pregunta ontológica: ¿Quién soy?

La respuesta: totalmente incierta y absolutamente innecesaria.

Yo soy.

Un juego vertiginoso, hedonista, sadomasoquista, libre, triste y sentido hasta el nervio. Una apuesta por el escape. Un punto de fuga. Una imagen.

Qué soy. El recuerdo que mi cámara guardará de mi. Una imagen mental en la mente de un amante, de mi padre, el recuerdo de una presencia separada del regazo, un legado, una foto. Una más de un matriarcado, una hija desatada temprano, una viajera a quien no le interesa encontrarse, sino volverse a inventar en cada foto.

Yo
Ella
Ellas.

www.daniella-benedetti.com