El fotógrafo colombiano JUAN ARIAS nos cuenta un poco de su proyecto “WOLF AT THE DOOR”:

En el 2017 en Val d'Anniviers (Suiza), encontraron una loba asesinada. Era uno de los varios lobos asesinados de manera ilegal en territorio suizo en los últimos años. Los lobos fueron llevados a la extinción en Suiza en el siglo pasado por la caza pero en los últimos años, los lobos han regresado a través de un proceso de migración natural desde Francia e Italia.

El lobo desde entonces, ha polarizado a Suiza, una gran parte de la población les da la bienvenida pero otra con mucha influencia desea erradicarlo de nuevo. Incluso se han generado iniciativas para modificar las leyes para poder declarar Suiza un país libre de depredadores. Un político contrario a esta postura, les preguntaba a estos últimos que si lo que querían era construir un muro para detener su ingreso.

Suiza al igual que muchos países en el mundo, están pasando por una serie de cambios en su sociedad que están generando incertidumbre: migración, comportamientos, cambios generacionales, relaciones, etc. Este país reconocido como un referente de seguridad, eficiencia y exactitud, esconde dentro de dicha imagen varias capas de violencia. Dichos cambios son enfrentados, aunque no de manera explícita, de manera muy similar a cómo se relacionan con la llegada del lobo a su país.

Nosotros somos criaturas gentiles, por el contrario, criaturas entre cuyas pulsiones existe una poderosa porción de agresividad. Pocas dudas nos quedan sobre si nuestras relaciones con el Otro -lo diferente- se basan principalmente en el miedo, en el temor a la incertidumbre, a perder el control. Donde muchas veces es mejor eliminar que ceder.

Nos dirigimos a la aniquilación a partir de una irrefutable realidad: no podemos dejar de depredar el Medio Ambiente y dejar de depredarnos entre nosotros mismos. La desaparición de El Hombre al final de la Historia, donde seremos re-animalizados en un acuerdo forzado con nuestra naturaleza dada.

www.juanarias.co