El fotógrafo colombiano ALEJANDRO SÁNCHEZ nos habla de su proyecto “OCULTO (TELAS)”:

“Hace unos seis años comencé a hacer una serie de dibujos que respondían de alguna manera a mi imposibilidad de entender el sufrimiento de soldados, policías, políticos y civiles que han sido, y siguen siendo, víctimas del secuestro en Colombia. Durante ese tiempo una pregunta retumbaba en mi cabeza frecuentemente, tal vez la misma que muchos colombianos se han preguntado en ocasiones: ¿qué pasa si a mí me secuestran? Limitado por mi ingenuidad empecé a obsesionarme con el tema y sin pensarlo me encontré sumergido en una exploración artística que se ha venido nutriendo por historias, artículos, videos, crónicas y libros que se centran en describir el conflicto que tanto ha marcado nuestro país. Esos dibujos representan el inicio de una investigación que intenta, como lo dice Doris Salcedo, “abrir espacios para el pensamiento y para lo poético desde acá, que se supone es el lugar propio de la barbarie”.

Mientras leía el libro titulado “Luis Eladio Pérez: siete años secuestrado por las FARC”, comencé a encontrar una pregunta que el mismo Luis Eladio repetía constantemente al pasar las páginas y que se ha convertido en un símbolo en mi proceso como artista: “¿Se puede usted imaginar?”. Cuando terminé el libro comprendí que parte de mi trabajo, mi obra artística, no es más que la respuesta a una frustración que me ha atormentado por mucho tiempo y sigue creando muchas preguntas en mi mente: la incapacidad de comprender lo que hay detrás de las voces de estas víctimas que en silencio se van olvidando con el tiempo.

Oculto es una serie que nace a partir de esa frustración y gracias a mi ingenuidad, se convierte en una interpretación de varios detalles relacionadas con los relatos de quienes han estado en la selva viviendo la tortura del secuestro. De alguna manera es la ilustración de ciertos elementos que han captado mi atención durante estos dos últimos años y pretende abordar desde un ángulo poético, ficticio y visualmente predecible, el tedio y la tortura sicológica que se esconden detrás de esta guerra interminable. Quisiera imaginar esta serie como un homenaje a quienes han muerto injustamente y a quienes siguen esperando en las selvas colombianas a que les den la oportunidad de combatir su demencia bajo una aparente libertad. Pero dejo en sus manos la posibilidad de detenerse a pensar antes de tratar de ignorar la violencia que nos enceguece día tras día y que se convierte en normalidad.”

www.sanchezalejandro.com