La fotógrafa colombiana ALEJANDRA QUINTERO nos cuenta un poco de su proyecto “SOBREEXPUESTOS VOL.3”:

Cuando conocí a Diana y Juan Carlos una pareja de albinos, quedé maravillada. Desde ese momento, en 2010, fueron la inspiración para el trabajo de esta serie. Realicé los 3 volúmenes de SOBREEXPUESTOS mientras trabajaba como editora fotográfica en SoHo, revista en la que estuve por más de 10 años. Creo que este proyecto fue una respuesta intuitiva a ver tanta perfección y tanto estereotipo de belleza tan correcto. Fue darme cuenta que afuera había gente como Diana y Juan Carlos que también podrían ser modelos y que, al menos, tenían que ser visibles.

Me llamó la atención cómo su condición física de luz, claridad y fragilidad, les da una identidad estética única. Manifestar su belleza, su humanidad y su mundo de seres humanos que deben aprender a convivir con una condición que los hace visiblemente diferentes y que pueden convertirse en una referencia estética nueva fue el motor para el desarrollo de este trabajo. De hecho, creo que hoy en día veo que como sociedad nos hemos ido revindicando con estas subculturas que antes eran invisibles.

En el Volumen 1 me inspiró la historia de amor entre Diana y Juan Carlos y sus acciones y espacios cotidianos de dos personas que están enamoradas. La cámara solamente fue el testigo del amor de dos albinos. A la vez se convirtió en nuestro propio homenaje a Annie Leivovitz y su foto a John Lennon y Yoko Ono.

Cuando me acerqué más profundamente a la gente con albinismo, surgió el Volumen 2. Fue una secuencia de ideas basadas siempre en la belleza que siempre representan, pero esta vez quise registrar con 6 modelos de diferente grado de albinismo su comportamiento como comunidad. Fue reconocer esta subcultura, tímida, enigmática, casi transparente, casi sin contar, pero reveladora de luz.

Por último, está el Volumen 3. Es un registro de un acto performático del despojo del pelo de Juan Carlos y una conclusión que refleja el cierre de un ciclo de mi vida. Es una secuencia de imágenes donde el protagonista va perdiendo poco a poco su pelo, uno de sus rasgos físicos más lindos y característicos, hasta terminar calvo. Al final quedan dos imágenes: una, la de Juan Carlos despojado de su pelo y otra, del pelo como un objeto en el que se puede interpretar con una carga emocional por sí mismo.

En cada una de sus etapas, Sobreexpuestos es la exploración de las capas, los progresos y las formas de todo lo que pienso acerca de nosotros como individuos congregados en una subcultura. Es una forma de resistencia hacia los estándares físicos. Es darle su lugar a una belleza cotidiana y fuerte que merece ser vista, destacada, conocida y contada.

www.alejandraquintero.net/

Para los que quieras conocer aun más sobre los tres volúmenes del proyecto "Sobreexpuestos" pueden ver la entrevista que le hicimos aquí en Fotomeraki haciendo click: AQUI